“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar pero el mar sería mucho menos si le faltara una gota.” Teresa de Calcuta

Una gota dulce de chocolate es la lluvia dulce de nuestra vida

Pastelería Tolosana presenta sus nuevas Trufa Chocolah!, gotas dulces de chocolate para inspirar felicidad, con más Cacao y menos Azúcar, más saludables y exquisitas, elaboradas con el 70% del más puro cacao.

Y también a un saludable y exquisito precio, tan sólo a 6,60 €. 

A partir del 16 de febrero, ven y mójate en la lluvia dulce de las Trufas Chocolah!, en TRENZARTE y en todos los establecimientos de Pastelería Tolosana.

Nuevas trufas ¡ CHOCOLAH !

 

 

 

 

La Obra de Arte: “El Árbol de la vida” y ” Le Bouquet de feuilles”

Autora: Séraphine louis

Fecha: 1928 y 1929

Estilo: Naif

Pinturas llenas de sencillez y belleza.

Vemos en sus lienzos una labor de artesanía, un entramado de hojas, flores y frutos, elaborados con minuciosidad. Son una explosión de color y vida como el árbol del paraíso, o el árbol de la vida.

Son cuadros que tienen vida propia.

Un caso único en la historia de la pintura

Séraphine Louis (1864-1942)  representa un caso único en la historia de la pintura.

Completamente autodidacta, Séraphine empezó a pintar a los 42 años de edad porque “escuchaba una voz que se lo pedía”.

Como a la antigua usanza, se hacía ella misma las pinturas a base de mezclar tierras, pigmentos y toda clase de productos de los que guardó siempre un celoso secreto.

Huérfana desde los siete años, se crió con su hermana. Trabajó limpiando en casas de la burguesía y empezó a pintar flores, plantas y árboles de una forma absolutamente personal.

Séraphine no parece que reciba influencias de otros pintores, sino que se muestra como única en su género.

Invisibilizada en su vida como “mujer pintora”

Desgraciadamente Séraphine llevó una vida sumida en la miseria, fue cayendo poco a poco en la locura, y es internada por “psicósis crónica” en el hospital psiquiátrico de Clemont donde continúa pintando.

Su obra se dio a conocer gracias a que sus primeros cuadros, bodegones de pequeño tamaño, caen por casualidad en las manos de un coleccionista alemán Wilhelm Uhde, amigo de Braque y de Picasso, en la casa donde va a limpiar.

Invisibilizada también en su muerte…

Muere el 11 diciembre de 1942 con 78 años de edad en el hospital de Villers-sous-Erquery bajo las duras condiciones de los asilos en Francia bajo la ocupación nazi, siendo enterrada en una fosa común.

De Séraphine Louis, existen entre 70 a 80 cuadros dispersos entre el museo de Maillol, el museo de arte naïf en Niza y el museo de arte de Senlis.

El Arte y Chocolah! La lluvia dulce de nuestra vida 

 

Deja tu comentario