San Valero “Rosconero ” y “Ventolero”

Rosconero

Zaragoza es la ciudad más rosconera de España, celebramos cinco fiestas con roscón: Reyes, San Valero, San Blas, Santa Águeda, incluso San Antón.

Además de la sorpresa, los roscones antiguos incluían un haba.

La tradición dice que a quien le tocaba el haba, tenía que pagar el roscón. Es muy probable que de ahí venga la expresión  “Tonto del haba”

Ventolero… ¡ con humor !

El molestíiissssimo cierzo es más beneficioso de lo que nos pensamos.

 

Nuestro cielo muy limpio gracias al cierzo…

El empuje de esta ventolera depeja la atmósfera de la contaminación, por lo que nuestro cielo es uno de los más limpios de España, nada que ver con ciudades como Madrid, donde hay una visible nube gris permanente a lo largo de toda la ciudad. Además, gracias al viento, Aragón es la quinta comunidad española en producción eólica.

En verano, refresca la ciudad, y por qué no decirlo, es algo que nos identifica como zaragozanos, por algo nos llaman los cheposos…

Conociendo un poco más a nuestro Patrón

El 29 de enero se celebra en Zaragoza el día de su patrón: San Valero.

Os contamos la historia de San Valero, que no es solo rosconero y ventolero.

Imagen de San Valero en la fachada del Ayuntamiento de Zaragoza

San Valero fue obispo de Zaragoza a comienzos del siglo IV

Se dice que tenía dificultad en el habla, que era un poco tartamudo y que su diácono Vicente (San Vicente Mártir) le ayudaba en su papel de orador y defensor de la cristiandad. Por tal motivo, sufrió durante su episcopado la persecución del Emperador Diocleciano, que quería que venerasen a dioses paganos.

A pesar de esto, no dejó de predicar la fe cristiana ni de estar al lado de los perseguidos por dicha causa.

Por esta causa ambos fueron detenidos, encadenados y enviados a Valencia por orden de Daciano, el entonces gobernador de Hispania. Valero fue condenado al destierro en tierras del Somontano y murió ya anciano. Vicente no corrió la misma suerte y fue mártir en Valencia.

En la catedral del Salvador “La Seo”, se exhibe en el retablo un busto relicario de San Valero de plata y esmaltes.

Este busto es un regalo de Don Pedro de Luna, el Papa Benedicto XIII, que data del siglo XIV-XV.

En su interior se encuentra el cráneo de San Valero. Además, en la capilla de San Valero de la misma catedral también se conserva un relicario con un hueso del brazo que se los fieles pueden besar el día del santo.

San Valero es historia pero nuestro roscón está AQUÍ . Disfrútalo!

 

 

Deja tu comentario