“El gran artista es una formulación de la mayor inteligencia: es el destinatario de las sensaciones que son las expresiones más delicadas y por lo tanto lo más invisible del cerebro.” Paul Gauguin

Arte en la música. Un maridaje extraordinario. Tercera Obra

 

La Obra de Arte: “El Violonchelista”

Artista: Paul Gauguin
Año: 1894
Movimiento: Postimpresionismo
Ubicación: Museo del Baltimore
Técnica:  Pintura al óleo

Retrato del músico sueco Fritz Schneklud

En esta obra contemplamos a uno de los miembros de ese círculo, el músico sueco Fritz Schneklud tocando el violonchelo.

Será éste uno de los mejores retratos pintados por Gauguin al emplear colores complementarios como el azul y el naranja – recordando al Impresionismo – que se contrastan a la vez.

Además ha captado con gran realismo su rostro, no exento de cierta dosis de idealismo.

El fondo marrón con una decoración colorista, dando la impresión de estar en movimiento, sugiere la música que está tocando Schneklud.

Aunque se trate de un retrato, Gauguin no abandona sus títulos poéticos y simbólicos ya que Upaupa sería el nombre de una conocida danza tahitiana, jugando así con el nombre de la danza y con el del músico.

Nos encontramos ante una excelente imagen en la que el pintor ha sabido captar la magia del momento, con el músico interpretando su canción.

Gauguin y su peculiar paraíso

Gauguin realiza su primer viaje a Tahití en 1891, con 43 años.

Cuando llegó a la Polinesia deseó representar rápidamente escenas de las gentes del lugar, como había hecho en Bretaña con La visión tras el sermón Paisaje bretón.

Surgen así imágenes deliciosas como ésta, en la que se recoge una típica danza maorí a la luz de una gran fogata.

Danza Tahitiana Upaupa 1891

Las mujeres tahitianas que bailan en medio de su peculiar paraíso son una perfecta metáfora del mundo que el artista buscaba en islas remotas de la Polinesia francesa.

No sabía que el mundo del que venía huyendo ya había contaminado también el paraíso remoto que necesitaba encontrar para empezar de cero en su atormentada vida y reinventar su forma de entender la pintura.

Enfermo de sífilis, busca calma para renacer como persona y como artista. Ref.

En el corazón de Tahití. Música y Arte

Os dejamos este video con unas bellas imágenes a ritmo de danza tahitiana

 

Deja tu comentario