“El arte es una línea alrededor de tus pensamientos.” Gustav Klimt

La Obra de Arte: El Árbol de la Vida de Gustav Klimt

Fecha: 1905-09
Museo: los esbozos preparatorios se encuentra en  Österreichische Museum für angewandte Kunst de Viena,  La Obra se encuentra en el Palacio Stoclet en Bruselas, es de propiedad privada y no se puede visitar.
Características: 195 x 102 cm.
Estilo: Modernismo, Art Nouveau,
Material: Pintura al temple

elarboldelavida_gustavklimt

Es una de las Obras más conocidas y a la vez menos vista.

El significado principal de “El árbol de la vida” recoge la trayectoria vital del ser humano como un intrincado camino con múltiples intersecciones, una sucesión de anhelos que, en ocasiones, se ven realizados y que definen la dirección que toma. El fin de la vida, la muerte, da sentido a la existencia, y por ello también está presente en el cuadro, representada por el pájaro negro.

La mujer situada a la izquierda del cuadro que observa y señala con las manos hacia la pareja del lado derecho,  significa el anhelo y la expectativa.

La pareja Abrazada al lado derecho, recuerda a otra obra del autor: El beso. Esta pareja representa la realización del anhelo de la mujer de la izquierda.

Gustav Klimt es la figura más representativa del modernismo pictórico y de la pintura en la bellísima ciudad imperial de Viena.

Como lo es su famosa tarta o pastel Sacher.

La Obra Pastelera: Trenza Sacher

Uno de los mayores placeres gastronómicos es viajar y, aunque solo sea con la imaginación, trasladarse a conocer el Hotel Sacher en Viena (Austria) y poder probar esta deliciosa pieza con la receta de una extraordinaria exquisitez mundial, el pastel Sacher.

Ahora puedes trasladarte, con tus sentidos, a Viena, degustando en profundidad el sabor de nuestra Trenza Sacher.

Te adentras de inmediato, en su sabor “Imperial”, con masa de trenza hecha con cacao y rellena de compota de albaricoque al baño de chocolate.

TRENZA SACHER

Te contamos la historia de la La tarta Sacher

Se preparó por primera vez en el año 1832 por el ayudante de cocina Franz Sacher, que la hizo especialmente para sorprender al príncipe Klemens Wenzel Lothar von Metternich con una tarta que finalmente acabaría siendo en parte de la historia de esta ciudad.
Al parecer el jefe de cocina principal del hotel no estaba ausente de su puesto y fue este joven ayudante, que por entonces no había cumplido ni los 17 años de edad, quien tuvo que encargarse de servir al Príncipe. La tarta que preparó sorprendió gratamente a todos los invitados y fue el comienzo de una gran carrera como cocinero.
Nuestra Trenza Sacher es como el árbol de la vida, hecha con anhelos y expectativas, con el sabor “Imperial”del mejor chocolate y los mejores frutos provenientes de asentadas raíces, las de la Alta pastelería.

fotorcreatedsacherarboldelavida

Así sentimos nosotros el Árbol de la vida.  Un árbol con un tronco consistente formado con el mejor chocolate.

Probando nuestra trenza, sentirás “El árbol de la vida” de Gustav Klimt, el sabor de Viena y su prestigioso pastel.

 

3 comentarios

Deja tu comentario