“Cierro los ojos para ver…” Paul Gauguin

¿Quieres despertar la percepción de tu niñez? lo vamos a intentar con Paul Gauguin, el pintor que utilizó el arte para buscar sensaciones primigenias.

La Obra Pastelera: Croissant Blanco y Negro

Exclusiva versión del croissant, en este caso con un imprescindible: el chocolate.
Tierna masa hojaldrada rellena de un delicado chocolate cremoso de cacao natural.
Al hilo de la frase que citó Paul Gauguin “Cierro los ojos para ver…” nosotros añadiríamos: “Y cierro los ojos para sentir…” la explosión de sabor que se produce en nuestros sentidos al primer contacto de los labios con la tierna masa de hojaldre y,  el aroma que inmediatamente sube por nuestra nariz, que genera la especial mermelada de cacao natural.

Croissant blanco y negro

Croissant blanco y negro

La Obra de Arte: “Mujeres de Tahití o en la playa” de Paul Gauguin

Gauguin El pintor que nunca encontró el Paraíso

Tamaño: 61 cm x 91 cm

Técnica: Pintura al aceite

Ubicación: Museo de Orsay de París

 

mujeresdetahiti

Me iré a Tahití– le escribía en una carta a Odilon Redon – y espero terminar allí mis días.  Creo que mi arte, que tanto le gusta, sólo es un germen, y espero que allí podré cultivarlo para mí solo en estado primitivo y salvaje”

Aunque su estancia en la isla no fue todo lo bucólica que cabía esperar, aquí tuvo la oportunidad, largamente esperada, de convertirse en el colorista que llevaba dentro.  referencias(los impresionistas y su época ed.Polígrafa)

La historia de Gauguin es una fuente profusa de leyendas artísticas: la del agente de bolsa que entrados los treinta abandona su acomodada posición para morirse de hambre pintando cuadros.

el archiconocido episodio de convivencia artística con Vincent van Gogh que acabó en la automutilación de éste, las penurias y trabajos precarios —marinero, albañil, pegacarteles…—, el viaje a lo desconocido, la vida “salvaje” en una choza perdida en el bosque de una isla tropical, casado con una niña, el regreso a Francia para recibir la monumental paliza de unos marineros, la vuelta definitiva a Oceanía, los intentos de suicidio, la conversión en una especie de tribuno indígena que le conducirá a la condena a prisión, el abandono intermitente de la pintura, el rutilante punto y aparte de su obra, y el testimonio, lírico y directo, de quien quiere dejar escrita la historia de sí mismo.

Más de un siglo después de ser pintados, la mayor parte de los cuadros de Gauguin siguen constituyendo un magnífico ejemplo de modernidad. Su poderosa singularidad los coloca en la sala de las obras eternas, aquellas que trascienden su época y emocionan a las personas de los siglos posteriores. Ref.

Buscando el Paraíso que con tanta pasión quiso encontrar Paul Gauguin, nosotros lo hemos encontrado en sus pinturas….

Así vemos nosotros el Paraíso deleitándonos con sus colores mientras contemplamos nuestros croissants “blanco y negro” junto a las frutas tropicales, con los innumerables beneficios del Cacao, pincha aquí y lee 10 de sus importantes beneficios.

montajecroissantchocolate_paul_gauguin_mujerestahitianas

Y a tí…

¿te gusta el chocolate? ¿Qué te hace sentir?

Tu paraíso está más cerca de lo que crees…

 

Deja tu comentario