“Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas o no vale nada el hombre”. Platón

Os proponemos algo diferente y provocador.

Cuando tienes ante tí esta provocadora imagen es posible que se te despierten   inconfesables deseos, no te preocupes, a todos nos ha pasado, de verdad, a todos, es… absolutamente irresistible.

La Obra Pastelera: Trenza Tonka

TONKA
Esta trenza, condimentada con haba tonka, recuerda una mezcla de matices y aromas de canela, vainilla y clavo así como frutos secos, ingredientes todos ellos que armonizan perfectamente con el chocolate negro Extra bitter que hemos elegido para esta pieza de alta repostería.

El haba tonka es en realidad la semilla del árbol Dipteryx odorata, de la familia de las fabáceas, originario de las tierras bañadas por el Orinoco en la América tropical. El término tonka parece provenir de la lengua hablada por los nativos de la Guayana francesa, siendo Francia el primer país occidental que importó estas semillas. Empezó a utilizarse como aromatizante para el tabaco, pero pronto se convirtió en un ingrediente habitual en repostería y cosmética. Toda una provocación.

La Obra de Arte: Olimpia

olympiaMANET2

Pintor: Édouard Manet, 1863
Técnica : Óleo sobre lienzo
Estilo:  Impresionismo
Tamaño 90 cm × 130,5 cm
Localización:  Museo de Orsay, París

Aunque este cuadro fue admitido en el Salón de 1865, el escándalo desatado llevó al jurado a situarlo en un lugar menos visible, a pesar de lo cual la crítica atacó sin piedad tanto la “vulgaridad” del tema como la falta de modelado.
Maravillosa obra que se inspira en la Venus de Urbino de Tiziano, pero Manet sustituye a la diosa veneciana del amor y la belleza por una prostituta parisina, desnuda y tumbada sobre un diván.

La modelo es Victorine Meurent.
Manet superpone, como si se tratara de planos recortados uno sobre otro, el acorde claro de la figura y la cama sobre el verde y el marrón del fondo, y repite el juego en la sirvienta negra con el ramo de flores.
Las chinelas, la gargantilla y la mirada desafiante de Victorine transforman la Venus de Urbino de Tiziano en una escena moderna de burdel, constituyendo un ejemplo señero de cómo Manet buscaba fundar la pintura moderna en la tradición.
A los pies de Olimpia aparece un gato negro, que es símbolo de la ambigüedad, de la inquietud y de las relaciones promiscuas y eróticas.

A través del predominio del blanco y el negro consigue crear un ambiente íntimo y sensual.
Su personal “Olimpia” resultó escandalosa ante los críticos de la época, ya que no aparece ni idealizada ni avergonzada con su trabajo.

El pintor mantiene muchos de los elementos del cuadro original de “La Venus de Urbino” de Tiziano

VenusdeTiziano

que a su vez, seguramente quiso hacer, con la figura desnuda un tributo a su amigo y maestro Giorgione, que en 1510 había pintado un cuadro muy similar, la Venus dormida.

La Venus de Urbino se encuentra en la Galería de los Uffizi en la sala 83, en Florencia.

MONTAJEVENUSOLIMPIA
la postura de la mujer, tendida sobre la cama con un animal a sus pies, las flores y la presencia de una sirvienta.
El problema es que Manet ha convertido a Venus en una prostituta de su época, que mira con descaro al espectador, convirtiéndole en uno de sus clientes.
Un porcentaje considerable de los burgueses que acudían al Salón contrataban con frecuencia los servicios de estas señoritas.
Manet estaba haciendo pública una costumbre de la que jamás se hablaba y eso era algo imperdonable.  Toda una provocación.

Esta es nuestra provocadora y escandalosa propuesta…

Hubiera sido un grato placer poder ofrecerle a Olimpia nuestra Trenza Tonka.  Así por ejemplo…

MONTAJEOLIMPIASY a ti…

¿Qué obra de arte te parece una “bonita” provocación?
Nos encantará que nos desveles alguna de tus obras preferidas, por ejemplo, aquella que consideres una atrevida provocación.

 

2 comentarios

Deja tu comentario