– “La ilusión no se come -dijo ella

-No se come, pero alimenta -replicó el coronel.” (El coronel no tiene quien le escriba)

Gabriel García Márquez. Premio Nobel de Literatura en 1982.

Comenzamos nuestra sección de libros con un autor Grande entre los Grandes.

La Obra Literaria:  “El Coronel no tiene quien le escriba”.

ElCORONELNOTIENEQUIENLEESCRIBA

Novela corta publicada por el escritor colombiano Gabriel García Márquez en 1961.
En 1999, el director mexicano Arturo Ripstein llevó al cine la obra, con el mismo título que el original.

CINE_ELCORONELNOTIENEQUIENLEESCRIBA

Ambientado en un pueblo de la zona tropical de Colombia, el coronel no tiene quien le escriba engloba una historia sobre la injusticia, la violencia contenida y sobretodo, constituye un relato sobre la soledad, (tanto individual como colectiva).

A estas conclusiones se va llegando sutilmente por medio del manejo lingüístico empleado, por medio de las composiciones visuales de las que hace uso el autor y, además, por los manejos de los caracteres contrapuestos expuestos en los personajes, que se simplifican entre el iluso y quijotesco coronel anónimo y su sufrida y realista esposa, en medio de los cuales vaga el simbolismo de ciertas figuras para poder componer un relato espléndido que alcanza cualquier dimensión humana posible.

Su historia es universal, totalizadora.

El coronel se convierte así, en signo y consecuencia de los males de las épocas de terror, mientras que la realidad circundante (manifestada por medio de los otros personajes) lo va a aplastando y minando, quedando en él la única posibilidad de salvación el conservar la esperanza dentro de sí, su integridad se asienta en ello, y en seguir esperando.

Renunciar a ello supone el renunciar a sus principios, a su ser. A ser él.

Por ello sólo le queda esperar el que finalmente le llegue la pensión.
Quizá también esperar que finalmente, le venzan las fuerzas y se entregue a la razón agobiante.
O en definitiva, esperar a la muerte, que al fin y al cabo es compañera ya de él, junto con su inseparable y eterna soledad.

Fuente de la sinopsis

"No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad". Gabo

Biografía de Gabriel García Márquez

 

2 comentarios

  • Pedro dice:

    Buena elección, además García Márquez, en sus obras, tiene continuas referencias gastronómicas, sobre todo de alimentos de su tierra y, en especial, el café, el chocolate o la fruta tropical de la guayaba (como una pera pequeña). Un autor muy apropiado en este espacio.

Deja tu comentario