“Si mi voz muriera en tierra, llevadla al nivel del mar y dejadla en la ribera”. Rafael Alberti, poeta español.

Nos embarcamos para viajar más allá de nuestras fronteras en busca de nuevos sabores, texturas y olores…

¿Te embarcas con nosotros?

La Obra Pastelera: Trenza Lusitana

Nos vamos navegando hasta nuestra vecina Portugal para presentaros una trenza con semillas de amapola, rellena de delicada mousse con aromas de Oporto y mágicas pinceladas de fresco melocotón. Es nuestra Trenza Lusitana.

LUSITANA

Podrás sentir el sabor y aroma de Portugal con los toques de Oporto blanco y seco, una variedad de vino extraordinaria de gran intensidad aromática, con un tipo de uva denominada malsavia blanca.

El vino de Oporto, por ser un vino generoso y por tener un notable potencial de envejecimiento y gran longevidad, puede permanecer en madera más tiempo que la mayoría de los vinos.

Esta diversidad de estilos es uno de los aspectos más fascinantes de este vino.

La semilla de amapola es un fruto negro y pequeño que poco a poco ha ido ganando protagonismo en nuestra gastronomía, utilizándose en innovadores platos.

Está considerada por los naturistas como “sedante natural” por sus propiedades relajantes de nuestro sistema nervioso.

La obra de arte: Playa de las Maças, de José Malhoa

TRENZALUSITANA_JOSEALHOA
(1918) Óleo sobre madera. (69 x 87) se encuentra en el Museo de Chiado en Lisboa.

El pintor José Malhoa está considerado uno de los precursores y pionero del naturalismo en Portugal.

Sus dos obras más famosas: “Los borrachos” (1907) y “Fado” (1910).

La escena que plasma el pintor portugués nos inspira relajados momentos de paz y entrañable conversación con el aroma de un buen café e inmejorables vistas al mar.
Si pudiéramos haber estado allí, en 1918, en ese momento y lugar, les habríamos invitado a degustar nuestra trenza lusitana.

Reposando junto a la taza de café para degustarla, poco a poco, disfrutando del momento y del lugar. Así lo imaginamos:

POST_MONTAJE_LUSITANA

El naturalismo es un movimiento surgido en Francia, en la literatura y artes, a mediados del siglo XIX.

La pintura se basa en la representación fiel de la naturaleza, sin recurrir a la idealización del Romanticismo.

Se trata de captar la “realidad objetiva”, en detrimento de la idea de imaginación o creatividad dominantes en el arte oficial de la época.

Disfruta del momento y del lugar.

Cierra los ojos, imagina que te encuentras sentado en la mejor compañía junto al mar.
Y a ti, ¿qué obra de arte y qué sabores te inspiran una buena compañía junto al mar? Y…

 Haznos tu propuesta.

Deja tu comentario